Está claro que las familias que deciden vivir en una vivienda unifamiliar, además de buscar elementos decorativos como pueden ser pérgolas de aluminio para terrazas, buscan otros que hagan más segura su propiedad y la protejan de eventuales intrusiones y robos. En este sentido cobran una gran importancia las ventanas de seguridad. Vemos sus prestaciones en las siguientes líneas.


Según diversas investigaciones, en más del 80% de los casos los ladrones eligen entrar por las ventanas o las puertas acristaladas. El modus operandi suele ser forzar los cierres y no suelen optar por romper el acristalamiento.

En el caso de las ventanas de seguridad, a diferencia de otros tipos de ventanas, se caracterizan por un conjunto de medidas relativas a los perfiles, los herrajes y los cristales o vidrios.

Los perfiles en este tipo de ventanas suelen ir reforzados, en muchos casos con acero, además de instalarse de forma que sea imposible forzarlos.

También se incide mucho más en el tipo de herraje para reforzar la protección de la vivienda. Se apuesta por descontado por elementos que ofrezcan un cierre muy sólido con el fin de dificultar su apertura a través de los métodos que utilizan los amigos de lo ajeno.

Las ventanas de Finestres BCN garantizan la máxima protección antirrobo gracias a sus herrajes de seguridad con múltiples puntos de cierres en todo el perímetro. Cumplen así con los más estrictos criterios de seguridad. Hay que tener claro que el número de cierres de seguridad va a depender del tamaño de la ventana. Los herrajes múltiples de las ventanas de seguridad y los vidrios laminados de gran resistencia hacen casi imposible la entrada. En el primer caso, se trata de que los herrajes de seguridad dificulten el hacer palanca en la hoja de la ventana, convirtiéndose en un elemento de disuasión muy eficaz. Aparte de aumentar la protección contra los robos, los vidrios laminados tienen otras ventajas muy notables que aumentan el confort y la eficiencia térmica en el interior de la vivienda, puesto que también mejoran el aislamiento acústico de las ventanas, aumentando el bienestar al vivir ajenos a los ruidos y reducen la necesidad de consumo energético para lograr una temperatura agradable.

 
pergolas de aluminio para terrazas


Los vidrios de seguridad

Los Los vidrios de las ventanas pueden ser de varios tipos según el nivel de seguridad que ofrecen ante golpes o en caso de presión, siendo A, B o C, ordenados de menor a mayor protección respectivamente. Se recurrirá a uno u otro en función de la seguridad que se desee y se necesite disfrutar. Los vidrios laminados o de seguridad están compuestos por dos o más vidrios que van unidos por un pegamento especial: el polivinil butiral o PVB. Es un material plástico de alta adherencia, elasticidad, transparencia y resistencia. Terminamos con una pregunta: ¿por qué se les llama cristales de seguridad? La razón es que, si se rompen, los trozos de cristal no se caerán, sino que continuarán pegados al PVB. Es la misma mecánica que la que encontramos en las lunas de los coches. Una inteligente forma de evitar accidentes domésticos al tiempo que protegemos nuestra propiedad de eventuales intrusiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.